R

Richard Rorty y su consejo de abandonar la filosofía: «Es mejor limpiar el aire que no respirar en absoluto.»